A veces ocurre algo inesperado que nos aparta del camino prefijado. Nos cabreamos o nos enfadamos poco o mucho, dependiendo del dia o las circunstancias, pero no hay forma de solventar la situación (desconexión tecnológica en este caso).

Entonces, en el momento menos pensado, descubrimos que ese algo nos ha permitido descubrir un camino alternativo, una nueva forma de ver o hacer las cosas. Y el problema se convierte en solucion, incluso para conflictos que ni sabiamos que ocupaban un lugar en nuestras vidas.

Anuncios