Etiquetas

,

Con cierta frecuencia me siento a escribir pero algo falla. Tengo ideas, argumentos, historias, pero me falta ese impulso que me permite materializarlos en mi mente y transformarlos en algo que valga la pena escribir (y leer). Entonces recurro a un pequeño truco que me suele dar buenos resultados: observo fotos de interiores de casas, pisos, apartamentos, etc. Examinar los detalles de los lugares en los que viven – o van a vivir – otras personas, personas reales, me inspira de forma extraordinaria para visualizar a mis personajes y escribir sobre ellos. Antes me servía de revistas de decoración, pero hace tiempo descubrí (¿un año, quizá?) diariodesign, un “magazine on-line de diseño, interiorismo y arquitectura” (como ellos mismos se definen), que me permite dejar volar la imaginación y ubicarme a mí misma o a mis personajes viviendo en alguno de los diseños que ellos llevan a su página web. ¿Alguien se anima a compartir alguno de sus trucos de inspiración?  

Anuncios